27.10.07

Hay que pasar página


Sería absurdo pensar que las cosas no van a cambiar. El cambio es el motor que mueve el fútbol, y la vida misma. El Sevilla FC abre un nuevo capítulo en su historia centenaria. Es indiscutible que Juande Ramos ha sido el entrenador de mayor éxito deportivo en la historia de nuestra entidad. Pero el fútbol es así. El fútbol es, y será, una actividad económica en la que sólo los sentimientos del aficionado permanecen inalterables, porque no hay dinero para comprarlos. Todo lo demás cambia. Ahora hay que tener claras las ideas. Y la primera idea clara es ganar mañana domingo al Valencia. Así es como hay que pasar página.
(Foto: Diario Marca)

4 comentarios:

socio nº 4 dijo...

Sólo me pregunto, si no fue un grave error el obligar a nuestro anterior entrenador a cumplir el contrato que tenía firmado con nuestra Entidad, ya que, desde que le realizaron la mareante oferta del fútbol inglés, curiosamente, los sevillistas no hemos entendido muchas cosas que se han visto durante los encuentros de esta temporada. No quiero pensar que las cosas raras fueran sólo debido a que las neuronas de Juande estuvieran más pendientes de como hubiera estado su cuenta corriente, que preocuparse de la Entidad que le pagaba, muy bien por cierto. Le deseo al entrenador que ha rescindido unilateralmente su contrato que triunfe en el fútbol inglés, pero sólo, por haber participado en los títulos conseguidos por el Sevilla F.C., no por su comportamiento. No quiero opinar nada sobre la aptitud(con p)de nuestro Consejo, no me puedo creer que no se hubieran dado cuenta de lo que estaba pasando y no haber tomado las medidas oportunas.

P.D. Volvemos a tener un técnico que siente al Sevilla como lo sentimos todos nosotros, así que tenemos que apoyarle incondicionalmente. Ahora más que nunca, VIVA EL SEVILLA

Damián Contreras Morillo dijo...

Parafraseando su slogan "Lo que le has dado al Sevilla, este te lo ha devuelto por mil"
Y nunca mejor dicho, se va ud. Por el contrato de su vida, gracias al crecimiento que ha tenido en el Sevilla FC.
Pero si, de bien nacidos es ser agradecidos, ha demostrado poca por no decir ninguna altura moral....
Después de todo va a salir ud por la puerta de atrás del mejor equipo del mundo, no siendo capaz de despedirse de la afición como esta se merece.
Hasta nunca Juande Ramos!!! Y hagase un favor no vuelva por esta tierra... Por aquí ni necesitamos ni queremos gente como ud.

Pedro Rodríguez Ramos dijo...

Yo he proclamado ya en este foro una especie de lema que rezaba así: “Fuera Alves, el traidor. Fuera Juande, el bético. Viva Puerta, el grande. Viva el Sevilla F. C.”.



Por tanto, sólo puedo alegrarme de la marcha de Juande. La gente mala, mientras más lejos, mejor.



Pero, al menos, podría haberse ahorrado la bochornosa e insultante carta de despedida que ha publicado en su página web.



Una justificación innecesaria por tres razones. La primera, porque lo que ha hecho no tiene justificación. La segunda, porque no tiene en absoluto por qué darla. La tercera, porque nadie se la ha pedido.



Ahora bien, una cosa que dice en esa carta sí es cierta: “El Sevilla F. C. va a ser todavía mucho más grande tras mi marcha”. De ello no cabe la menor duda.



Si este comentario suscita debate en el foro, pediría que no se centre en la consabida pregunta “¿Tú no harías lo mismo en su situación?”. No estamos juzgando, analizando o evaluando lo que han o hubieran hecho otros en una tesitura similar, sino lo que ha hecho Juande.



Ahora sólo falta que se vaya Alves de una vez, para dar todo el sentido a mi lema citado al principio.

Fran Herrera, socio nº 21 dijo...

Vergonzoso.

Me parece un acto muy "profesional"

Se que ha llegado la época en la que los ejércitos se llenan de soldados pagados, mercenarios dispuestos a morir por un sueldo.

La época romántica de los colores de las banderas por los que luchar se acabo.



Pero la afición, el amor por un equipo de fútbol es lo que hace que los campos puedan tener a 50000 seguidores cantando, los que hacen que digital+ sobreviva. La LFP nos debe la vida a nosotros, no a esos profesionales de pacotilla, que se venden por, eso si, millones de euros. Imagínese al Tottenham sin sus contratos televisivos, sin aficionados sentados en las gradas. ¿Cuanto le pagarían a Juande?. Si los aficionados que amamos los colores nos profesionalizamos podemos levantar y hundir equipos.



Piensen esto esas personas que viven de nuestro corazón, de nuestros sentimientos y de nuestros bolsillos, no olviden que los sueldos, al final los pagamos los aficionados que nos sentamos a leer el periódico a ver la televisión o llenamos las gradas del estadio



Es difícil que nos acostumbremos a ver como los que queremos se nos van por dinero, nos gusta ver besar el escudo, nos gusta ver como se dignifica una camiseta.



Quizás algún día desaparezcan los profesionales y los jugadores paguen dinero por jugar defendiendo mis colores, como cuadrillas de costaleros, ..... a esta es.